Información y Citas: 91 740 16 90
bg-endoscopia

UNIDAD DE LAPAROSCOPIA/HISTEROSCOPIA

 

Cirugía Mínimamente Invasiva que reduce el tiempo de recuperación

Histeroscopia

La histeroscopia es una técnica ginecológica que permite el diagnóstico y/o tratamiento de diversas patologías que afectan al interior de la cavidad uterina mediante visualización directa de la misma.

Las principales indicaciones de la histeroscopia son los sangrados uterinos anómalos, esterilidad e infertilidad, sospecha de malformaciones uterinas, de lesiones benignas (como pólipos o miomas) o malignas (cáncer de endometrio) intracavitarias, extracción de cuerpos extraños (DIU retenidos) y esterilización tubárica.

Es una técnica sencilla, que se puede realizar con o sin anestesia dependiendo de la indicación de la misma y de la tolerancia de la paciente.

Es un procedimiento ambulatorio que no requiere ingreso de la paciente. Suele ser bien tolerado por las pacientes. Al ser una intervención sencilla, permite la rápida reincorporación a la vida normal con tan solo analgésicos convencionales y unas recomendaciones generales como la abstinencia sexual y evitar el uso de tampones en los días siguientes.

 

Laparoscopia

La laparoscopia es una técnica diagnóstica y quirúrgica, que permite observar directamente el interior de la cavidad abdominal y pélvica. Para ello se realizan pequeñas incisiones en la piel y ombligo, y a través de ellas, se introducen cámaras, pinzas y otros elementos que permiten manipular las vísceras internas sin tener que abrir el abdomen como en la cirugía convencional.

Está indicada en la mayoría de los problemas ginecológicos como pueden ser endometriosis, miomas, quistes ováricos, dolor pélvico crónico, infertilidad, etc.

Se considera que la laparoscopia es una técnica de cirugía mínimamente invasiva. Aunque el tiempo de intervención puede resultar en algunos casos algo mayor que con cirugía convencional, el tiempo de recuperación posterior es mucho menor, lo que permite a la paciente recuperar su vida cotidiana en menor tiempo.

Debe realizarse en un quirófano aséptico, bajo anestesia general y llevada a cabo por personal cualificado, ya que esta técnica quirúrgica presenta mayor dificultad.

En ocasiones, una vez comenzada la intervención, el caso al que nos enfrentamos puede que no permita seguir adelante con esta técnica, por lo que la cirugía se reconvierte en una laparotomía (apertura de cavidad abdominal según la técnica convencional) en el mismo acto quirúrgico, sin retrasar la cirugía para un tiempo posterior.

SOLICITAR CITA

Solicitar Cita

Please wait...
Volver a arriba