Tratamiento para la dermatitis seborreica

Tratamiento dermatitis seborreica

La dermatitis seborreica es una dolencia cutánea crónica y muy común, que provoca la formación de eccemas blancos y amarillentos en áreas grasas del cuero cabelludo y cara principalmente. Existen también otras zonas que pueden ser afectadas como las cejas, párpados, pestañas, laterales de la nariz, detrás de las orejas, oído externo y parte media del pecho. Afecta tanto a adultos como a lactantes y es un proceso que se considera estar favorecido por periodos donde hay una mayor actividad sebácea como consecuencia de un estímulo hormonal.

La dermatitis seborreica que afecta al cuero cabelludo de los bebés recibe el término Costra láctea. Se trata de un proceso cutáneo transitorio que generalmente va desapareciendo a medida que el niño se hace mayor. Se caracteriza por la aparición de costrosas amarillentas sobretodo en el cuero cabelludo del lactante y en ocasiones, puede afectar a los ojos, orejas y nariz.

Causas

No es conocida la causa exacta de la dermatitis seborreica. Investigaciones asocian esta afección a una combinación de niveles hormonales, sistema inmunitario debilitado, falta de ciertos nutrientes o problemas del sistema nervioso. Se le asocia también un alto factor genético, por lo que es hereditaria, y se relaciona también con un hongo llamado Malasseizia.

Existen factores de riesgo que ayudan a potenciar la aparición de la dermatitis seborreica. Estos son estados prolongados de estrés y cansancio, exposición a climas extremos, pieles grasas o con problemas de acné, uso inadecuado de champús o infrecuente limpieza de la piel, uso de lociones con alto contenido de alcohol, obesidad, afecciones neurológicas grabes o enfermedades que debiliten el sistema inmune. Siempre es recomendable acudir a una clínica dermatológica para conocer las causas concretas de nuestro caso de dermatitis seborreica y estudiar la mejor forma de tratarlo.

Tratamiento

Se trata de una afección vitalicia que puede ser controlada con el uso adecuado y frecuente de productos específicos además de hábitos saludables expresamente indicados para este fin. La dermatitis seborreica tiene diferentes estadios, aunque siempre esté latente en las personas afectadas, suelen existir periodos donde los brotes son más acusados.

Existen en el mercado numerosos champús diseñados expresamente como tratamiento para la dermatitis seborreica en el cuero cabelludo. Estos productos contienen principios activos indicados para tratar esta afección con alto contenido en agentes antiinflamatorios como el ácido salicílico o la resorcina, minerales como el zinc o el sulfuro de selenio y antifúngicos como el ketoconazol. Es conveniente seguir las instrucciones de uso para un correcto tratamiento.

Para los casos más acusados, es recomendable acudir a un centro médico. En estas situaciones se suele recetar lociones más efectivas con alto contenido en sulfuro de selenio, ketoconazol o corticosteroides. También se suele recetar cremas que contengan un inmunomodulador para conseguir inhibir el sistema inmunitario y combatir los procesos de inflamación que pueden aparecer en dermatitis seborreicas agudas.

Estas cremas y lociones también se indican para el rostro y otras zonas sensibles a la aparición de estos eccemas. Cuando las zonas del rostro se ven afectadas, además de aplicar el tratamiento para la dermatitis seborreica, se recomienda higienizar la zona diariamente con limpiadores suaves y evitar los jabones que resecan la piel. A la hora de hidratar, no es recomendable cualquier crema ya que no siempre son bien toleradas cuando la piel está inflamada, por lo que conviene utilizar productos dermoestéticos diseñados para ser tolerados por pieles atópicas y que contengan agentes activos que alivien la dermatitis seborreica.

Beneficios naturales

Una adecuada alimentación, la incorporación de algunos suplementos a nuestra dieta, el sol y las actividades al aire libre, así como una vida libre de estrés son hábitos muy interesantes para acompañar a un tratamiento para la dermatitis seborreica.

A continuación, proponemos prácticas naturales que pueden ayudarnos a mejorar la calidad de la piel afectada por la dermatitis seborreica.

  • Suprimir las grasas perjudiciales en nuestra dieta. Evitar el consumo de carnes rojas, alimentos fritos, grasas trans o hidrogenadas, comida rápida y bollería industrial. Las grasas vegetales, frutos secos o frutas como el aguacate pueden ser una fuente muy saludable para incorporar las grasas que necesita nuestro organismo.
  • La leche y sus derivados pueden causar problemas cutáneos en caso de no ser bien digeridos. No siempre eliminar los productos lácteos de nuestra dieta va a tener un efecto directo en nuestra piel, pero podemos probar a eliminar su ingesta por un tiempo y ver los resultados.
  • La levadura de cerveza es un suplemento natural que nos ayuda a eliminar las toxinas y por lo tanto mejorar el aspecto y salud de nuestra piel. Acompañar cada mañana un vaso de agua o zumo de frutas con una cucharada sopera de levadura de cerveza en polvo puede ser muy beneficioso para la piel.
  • El agua de mar es un gran remedio natural a incorporar en un tratamiento para la dermatitis seborreica. Baños continuados en el mar es lo más recomendable, en caso de no tener esta suerte podemos acopiarnos de agua marina y aplicarla sobre las zona afectada después de la ducha y dejar que se seque de forma natural. Calmará la inflamación de la piel y ayudará a su regeneración.
  • El estrés puede alterar la producción de sebo de nuestro organismo, por lo que conviene realizar actividades que nos permitan momentos distendidos y desconectar de las presiones diarias.

No hay mejor consejo que el aprendido desde la experiencia, por lo que si conocéis algún tratamiento para la dermatitis seborreica de primera mano o algún truco que os ayude a controlarla, sería de gran ayuda que lo compartierais en los comentarios.