Tos alérgica en niños. Causas y tratamiento

tos alérgica en niños

 

A muchos padres les preocupa la aparición de determinadas alergias en los niños. En general, una alergia suele ser una respuesta imune a sustancias que normalmente no suelen ser dañinas para el niño.

En el artículo de hoy trataremos la tos alérgica en niños, explicando en detalle cuáles son sus causas y qué tipo de tratamientos existen para combatirla.

Causas de la tos alérgica en niños

La tos crónica o persistente en los niños puede ser causada por agentes alergénicos sólo en algunos de los casos, ya que existen también otras causas variadas que pueden producirla.

Es importante destacar que la tos actúa como mecanismo de defensa ya que protege al organismo mediante la eliminación de moco, sustancias irritantes e infecciones del tracto respiratorio.

Los niños pueden toser varias veces al día o tener episodios de tos que pueden durar hasta un par de semanas si tienen infecciones virales.

Dentro de las diferentes causas que pueden producir tos crónica o persistente en los niños, caben mencionar:

  • Asma

Es la principal causa de tos alérgica en niños. La mayoría de los niños con asma tienen inflamación de la pared bronquial, que comúnmente causan sibilancias (pitidos a respirar). En ocasiones el único síntoma es una tos que empeora por infecciones virales, por exposición a agentes alergénicos como pólenes o epitelios de animales, ácaros u hongos, tos durante el sueño, o bien puede ser desencadenada por el ejercicio y aire frío. Es por tanto que en estos casos es importante una valoración médica para evaluar la capacidad pulmonar y el agente etiológico y de este modo pautar el tratamiento específico si precisa, que por lo regular consiste en broncodilatadores y corticoides inhalados. Y en casos de ser por agentes alergénicos, puede considerarse además la administración de Inmunoterapia (vacuna de la alergia).

  • Goteo postnasal y sinusitis

El goteo postnatal causado por la rinitis o una infección en los senos (sinusitis) puede producir tos crónica. Por lo general, otros síntomas están presentes, pero a veces el único síntoma que se nota es la tos persistente. Puede valorarse a través de una rinoscopia y según sea el caso, puede tratarse con corticoides nasales una vez evaluado por su médico.

  • Reflujo gastro-esofágico

En algunos niños, la causa de la tos crónica es el ácido gástrico que produce un reflujo hacia el esófago. Esto puede ocurrir en silencio y sin acidez. Algunos niños pueden desarrollar una tos persistente asociado a afonía. Este reflujo gastroesofágico puede ser valorado a través de un médico Digestivo por medio de endoscopia, el cual pautará el tratamiento y dieta a considerar según sea el caso.

  • Las infecciones post-virales

Después de tener una infección respiratoria viral, los niños sanos pueden desarrollar una tos persistente durante semanas. No existe un tratamiento específico para esta tos, ya que desaparece de forma autolimitada; aunque sí es importante reforzar la ingesta hídrica en estos casos.

  • La infección bacteriana de las vías respiratorias inferiores

En ocasiones puede producirse una infección de las vías respiratorias inferiores por bacterias y causar irritación y tos. No se conoce una causa en concreto. Es por tanto necesario realizar los estudios pertinentes para determinar el uso de medicación antibiótica según sea el caso concreto.

  • Inhalación de cuerpo extraño

Los cuerpos extraños, tales como juguetes y comida, se pueden inhalar accidentalmente a cualquier edad, pero más comúnmente se produce en edades de dos a cuatro años. Puede causar una tos que persiste durante varias semanas o meses hasta que se descubre el objeto causante.

  • La tos irritante

La exposición al humo del tabaco y otros contaminantes (humo y gases de escape de la combustión de madera, la contaminación del aire, agentes químicos y el escape de los vehículos) puede conducir a la tos y empeorar la tos asociada con el asma o la rinitis. Es por tanto importante tomar las medidas de evitación pertinentes para tener el menor contacto posible con estos agentes mientras presente los síntomas.

Tratamiento de la tos alérgica en niños

La forma terapéutica de abordar este tipo de tos en niños debe ser etiológica, es decir, haciendo frente al origen que causa el problema.

Existen medicamentos de venta libre para la supresión de la tos que se creen ayudan a la fluidificación de moco como la guaifenesina o dextrometorfano, aunque no se observa su eficacia particular en todos los casos.

En cuanto a la conocida codeína, que se utiliza en niños mayores de 12 años y adultos para el tratamiento de la tos, existe escasa evidencia científica que avale su uso para el tratamiento de la tos asociada a procesos catarrales en niños, ya que estos procesos en la mayoría de los casos es de carácter autolimitado.

Es por tanto de vital importancia la valoración médica en aquellos casos de tos crónica persistente para determinar el agente causante y de este modo, pautar el tratamiento específico en cada caso. Esperamos que este artículo haya sido de vuestro interés, y si aparecen nuevas dudas relacionadas con la tos alérgica en niños u otro tipo de alergias, no dudéis en contactarnos o escribirnos. Gracias por leernos.

Dra. Peralta Filpo, alergología en Instituto de Medicina EGR.