Test prenatal no invasivo. La alternativa a la amniocentesis

test prenatal no invasivo

La mejor noticia para cualquier mujer embarazada es saber que su futuro bebé está creciendo en perfecto estado. Por ello, para contribuir a su tranquilidad y evitar preocupaciones innecesarias, surge el nuevo test prenatal no invasivo.

Su implantación en nuestro medio viene de la necesidad de obtener diagnósticos de certeza sin someter a riesgo a la gestación. La amniocentesis, técnica invasiva que supone la extracción de líquido amniótico, no exenta de riesgo, nos permitía conocer los cromosomas de los fetos y así descartar la presencia de anomalías.
Con el nuevo test prenatal no invasivo, un método innovador y fiable, se podrá detectar, sin ningún tipo de riesgo, a través de un simple análisis de sangre la presencia de alguna anomalía cromosómica en el futuro bebé.

¿En qué consiste exactamente el test prenatal no invasivo?

El test prenatal no invasivo es un proceso realmente sencillo. Gracias a los últimos avances tecnológicos, mediante un análisis de sangre de la embarazada, tratando de localizar las células fetales que han pasado del embrión a la sangre de la madre, se puede obtener gran cantidad de información sobre el feto.

¿Qué información se extrae del test prenatal no invasivo?

Este examen determinará si, en concreto, existe alguna alteración numérica en los cromosomas 21 (síndrome de Down), 18 y 13, las tres trisomías fetales más comunes. El test prenatal no invasivo también permite conocer el sexo del futuro bebé y los cambios en el número cromosómico del cromosoma Y, que pueden dar lugar a enfermedades genéticas.

Estoy embarazada, ¿debo hacerme la prueba?

No a todas las embarazadas se les aconseja hacerse el análisis. Es recomendable siempre y cuando superes los 35 años de edad, puesto que conforme aumenta la edad de una mujer, el riesgo a sufrir alguna alteración cromosómica es mayor, o tengas antecedentes personales o familiares directos. Aunque, finalmente, deberá ser tu ginecólogo quien te prescriba o no la realización de la prueba. El test prenatal no invasivo está aconsejado tanto para aquellas mujeres embarazadas de forma espontánea como para aquellas que hayan quedado embarazadas gracias a la utilización de una técnica de reproducción asistida.

¿Cuándo es el mejor momento para hacerla?

Otra de las ventajas del test prenatal no invasivo es la precocidad con la que podemos obtener información sobre el estado el feto. A partir de la décima semana de embarazo es posible realizar esta prueba. Además, teniendo en cuenta que los tres primeros meses de embarazo son decisivos muchas de las futuras mamas prefieren acudir cuanto antes.

¿Cuánto tengo que esperar para conocer los resultados?

La espera no es muy larga, en sólo 10 o 15 días los resultados estarán disponibles para la paciente.
¿Qué aspectos incrementan el riesgo de tener un bebé con una anomalía genética? ¿Puedo prevenirlos?
Hay que tener en cuenta varios factores que pueden influir a la hora de que el feto desarrolle algún tipo de anomalía cromasómica, como:

Edad: como ya se ha comentado, la edad de una mujer es muy significativa a la hora de quedarse embarazada. A partir de los 35 años la inseguridad va en aumento y conforme mayor sea la edad de la madre, evidentemente, mayor riesgo podrá sufrir durante su etapa de embarazo.

Antecedentes personales: nos referimos simplemente a la posibilidad de haber tenido embarazos anteriores en los que el niño o la niña hubiesen presentado algún tipo de anomalía genética, pues esto podría condicionar la situación actual.

Antecedentes familiares: teniendo en cuenta tanto los de la madre como del padre, es necesario estudiar si en algún caso existe o ha existido alguna alteración o historia familiar que pueda poner en peligro la salud de su futuro hijo.

Además de esto, hay que tener en cuenta los posibles resultados arrojados por otras pruebas, en caso de que la embaraza se haya sometido a ellas con anterioridad.

Ecografía: es el test no invasivo y rutinario que permite, a través de ondas sonoras, hacer un seguimiento del bebé, de su correcto desarrollo, de la placenta y del útero.

Test genético de los padres: es el examen al que muchas parejas deciden someterse para conocer si son portadores de una enfermedad cromosómica o no. Si se diese el caso de que ambos lo fuesen, su bebé alcanzaría un 25% de posibilidad de padecer de forma activa dicha enfermedad.

¿Cuánto me puede costar?

El test prenatal no invasivo no está cubierto por la Seguridad Social. Su precio se sitúa en torno a los 700 € siendo un proceso más económico y de mayor calidad que otras alternativas médicas.

¿Cuál es el grado de fiabilidad del test prenatal no invasivo?

Los resultados ofrecen una precisión superior al 99% en la detección del Síndrome de Down y de un 95% en las trisomías 13 y 18. El margen de error de la prueba es extremadamente bajo. Sólo en un 5% de los casos, ni aun repitiendo el test, no se consiguen resultados. Los cierto es que, actualmente es el método más fiable para conocer el estado del feto de una manera rápida, precoz y eficaz. ¿Qué mujer no querría empezar desde ya a cuidar de la salud su futuro bebé?

Análisis de las pruebas prenatales para detectar anomalías cromosómicas

Son varias las pruebas prenatales que pueden llevarse a cabo para determinar la salud y evolución del embrión durante el embarazo. En el siguiente cuadro se resumen las principales diferencias entre el test prenatal no invasivo y la amniocentesis, así como otras alternativas conocidas como la biopsia de corion, un método invasivo y cuidadoso.

test prenatal no invasivo y otras pruebas

Descargar pdf

Dr. José Mª Fernández Moya, Director Médico del Instituto de Medicina EGR

Más información: