¿En qué consisten las revisiones ginecológicas a partir de los 40 años?

revisiones ginecológicas a partir de los 40

 

La revisión ginecológica a partir de los 40 años no difiere especialmente de lo que supone realizar una revisión ginecológica a una etapa anterior a ésta. Tal y como comentábamos hace unos días, la revisión ginecológica anual es muy importante para prevenir posibles problemas ginecológicos y en el caso de detectarlos, atajarlos con suficiente antelación.

La revisión ginecológica consta de:

  • Entrevista personal con el ginecólogo.
  • Exploración general y ginecológica.
  • Citología ginecológica para recoger muestras de células de la vagina, analizarlas y detectar posibles problemas.
  • Información en métodos anticonceptivos.
  • Exploración mamaria en el que se examinarán el estado de las mamas y se darán las pautas necesarias para que la paciente sepa autoexaminarse las mamas.

Cada vez más, vemos la importancia que tiene la detección precoz del cáncer de mama. Un diagnóstico temprano, varía el tratamiento y por tanto aumenta y favorece una mejor calidad de vida.

Así como vemos que las revisiones ginecológicas con citología y ecografia están ya en la mente de casi todas las mujeres y saben que deben hacerla de manera periódica y casi de forma anual, las revisiones de mama crean mucha controversia y confusión, debido al bombardeo de información en los medios de comunicación.

Por todo ello, la revisión ginecológica a partir de los 40 años pone especial énfasis en la realización de la mamografía. En el Instituto de Medicina EGR, después un consenso con diferentes especialistas y sociedades científicas, recomendamos una primera mamografia (siempre complementada con una ecografia de mama), entre los 35 y 40 años y a partir de los 40 años mamografia y ecografia mamaria anual.

El protocolo de revisión variará dependiendo de si hay antecedentes familiares o lesiones previas, y también en relación con su historia y evolución clínica.

¿Qué diferencias hay entre una ecografía de mama y una mamografía?

Ambas son pruebas diagnósticas muy útiles para la detección de nódulos, quistes, mamas densas, etc. En la mamografía se utiliza una mínima radiación en la exploración de mamas y es la prueba más utilizada para la detección y prevención del cáncer de mama, ayudando a reducir casi en un 30% la mortalidad por este tipo de cáncer.

Detectar un cáncer de mama lo antes posible y con el menor tamaño posible es clave (por lo general, los tumores con diámetro menor a 1 cm tienen una curación alrededor de un 90%). Sin embargo, sólo las mamografías pueden detectar un tumor de 1cm o de menor tamaño, ya que su detección palpando con las manos puede ser difícil.

La ecografía de mama se basa en la utilización de ultrasonidos parecidos a los que se utilizan durante el embarazo para no causar daños con la radiación al feto. La ecografía de mama suele ser un complemento muy bueno a la mamografía porque permite distinguir de forma fácil los quistes (estructuras líquidas), de los nódulos de grasa, cánceres y fibroadenomas (estructuras sólidas).

La realización de la ecografía puede ser más sencilla porque consiste básicamente en la aplicación en las mamas de un gel hidrosoluble mientra la paciente está tumbada boca arriba. Al mismo tiempo que se pasa el transductor por la piel de los senos, el médico que realiza esta prueba puede ir realizando al mismo tiempo el análisis.

La mamografía se realiza colocando la mama entre una placa de rayos X y el compresor, sometiendo la mama a un poco de presión. Los resultados se suelen enviar por carta al cabo de unos pocos días.

En el momento de la realización de ambas pruebas siempre se aconseja llevar pruebas anteriores para que sea más fácil para el radiólogo realizar una comparación de aquellos elementos nuevos que se han podido encontrar o bien comparar el estado de los ya existentes respecto a pruebas anteriores.

Si tienes que realizarte la revisión ginecológica a partir de los 40 y tienes preguntas, no dudes en consultarnos. No debemos olvidarnos “LA DETECCIÓN PRECOZ SALVA VIDAS”.

Dra. Esmeralda de Lorenzo, Unidad Patología Mamaria en Instituto de Medicina EGR

Más información: conoce nuestro programa de apoyo al cáncer de mama