¿Qué es una citología ginecológica?

 

Qué es citología ginecológica

 

Cuando acudimos a la consulta del ginecólogo para realizarnos una revisión ginecológica, la citología ginecológica, o también llamada test de Papanicolaou, es una de las pruebas que se suele realizar dentro del proceso de la misma revisión.

A continuación, no sólo explicaremos qué es una citología ginecológica, sino otros aspectos relacionados con esta prueba, así como algunas consultas que pueden aparecer alrededor de esta prueba.

¿qué es la citología ginecológica y cómo se obtiene?

El cuello del útero está situado en la zona inferior de la matriz de la mujer, y es la zona anatómica que comunica la vagina con el útero. Está formado por un tejido que sufre una serie de modificaciones de forma continua, ya que esta expuesto a múltiples agresiones. Estos cambios fisiológicos suelen revertir a la normalidad, de forma expontanea, en la mayoría de los casos, pero en otras situaciones pueden aparecer determinados factores de riesgo que pueden generar lesiones, que si no son identificadas y tratadas adecuadamente, pueden terminar provocando lesiones malignas. Por ello es importante su detección precoz y así poder asegurar las probabilidades de su curación. Gracias a la realización de esta prueba, la frecuencia de aparición del cáncer de cérvix ha disminuido considerablemente en los últimos años.

Se obtiene una muestra del cuello del útero mediante cepillado o rascado de la superficie del exocérvix y del endocérvix. Esta muestra contiene una serie de células que serán observadas en el microscopio.

La muestra para analizar se obtiene en la misma consulta del ginecólogo. Si la visita al ginecólogo se debe a la revisión ginecológica, se obtiene la muestra ese mismo día. La paciente debe permanecer tumbada y estar relajada para proceder a extraer la muestra. Se coloca un espéculo vaginal para la extracción y se pueden tomar una, dos o tres muestras en función de la técnica que se utilice. El procedimiento no es doloroso, en algunos casos se pueden producir molestias leves debido a la colocación del espéculo.

Por lo tanto, la citología ginecológica se utiliza para detectar posibles lesiones premalignas y malignas y poder actuar de forma inmediata. Aunque se ha comentado previamente que se puede obtener información acerca del cáncer de cérvix, hay que tener en cuenta que no ofrece información sobre otro tipo de lesiones similares, a nivel ovárico o endometrial.

¿Cuándo se recomienda la citología ginecológica?

Se ha convertido en un elemento muy importante para la prevención del cáncer de cuello uterino. También puede detectar otras alteraciones que pueden comprometer la salud ginecológica de la mujer. A continuación especificaremos las edades en las que se recomienda su análisis:

  • A partir de los 25 años, ya que a edades anteriores no aporta información relevante. Se recomienda una frecuencia de por lo menos cada 3 años hasta los 30 años, si las pruebas que se han ido realizando anteriormente han ido saliendo negativas. No es redundante realizarlas anualmente.
  • A partir de los 65 años, y si las tres últimas citologías ginecológicas que se han realizado en los últimos 10 años hayan dado negativo, se podría dejar de realizar esta prueba.
  • En el caso de mujeres a las que se haya extirpado el útero y cuyas citologías ginecológicas previas a las extirpación dieron negativas en cuanto a presencia de alteraciones célulares, tampoco necesitarían realizarse la citología ginecológica.
  • Se deben realizar la citología ginecológica de forma anual aquellas pacientes que tengan relaciones sexuales con distintos compañeros sexuales, independientemente de la edad de las pacientes, haciendo incapie en comenzar a realizarla al inicio de las mismas, presencia de citologías ginecológicas previas anormales, o bien aquellas mujeres que presenten condilomas (verrugas) en los genitales femeninos como consecuencia de la infección con el Virus del Papiloma Humano (VPH).

Según la situación de cada paciente, este tipo de control se realizará de forma habitual o bien será sometida a otro tipo de pruebas que serán recomendadas por el ginecólogo. En definitiva, el médico será quien irá indicando todos los pasos necesarios a seguir.

¿Qué es el Virus del Papiloma Humano?

El virus del papiloma humano es una enfermedad de transmisión sexual que tiene como localizaciones preferentes de implantación distintas zonas de los genitales , tanto externos como internos, como en el cuello del útero, vagina, o vulva. Este tipo de infección puede aparecer, de forma más frecuente, en aquellas personas sexualmente activas.

La mayoría de las infecciones causadas por el VPH suelen desaparecer, pero, si persisten, pueden generar alteraciones que, si no son identificadas y tratadas adecuadamente, pueden desarrollar alteraciones mucho más graves.

¿Qué hacer si los resultados de la citología ginecológica son normales?

Además de conocer qué es la citología ginecológica, también es importante tener claros los pasos a seguir una vez se han obtenido los resultados.

En general, se suelen entregan los resultados a la paciente aproximadamente al cabo de un mes de la realización de la prueba. Si los resultados son normales, se le informa de ello y el ginecólogo le indicará cuándo debe realizarse la próxima prueba, pero en principio la paciente no debe tener ninguna otra preocupación asociada a esta prueba.

¿Qué hacer si los resultados de la citología ginecológica presentan alguna anomalía?

Las alteraciones que se pueden obtener en el resultado de la prueba pueden ser leves o bien presentar un grado más alto de alteración.

Si el resultado es leve, se indicará realizar otra citología ginecológica en un periodo de tiempo que va de los cuatro a los seis meses para confirmar los resultados obtenidos en la primera prueba. Si el resultado presenta un grado más complicado, se pedirán pruebas complementarias como una colposcopia. Esta prueba consiste en examinar el cuello del útero mediante un instrumento llamado colposcopio, que permitirá tomar unas muestras más precisas del cérvix, especialmente en aquellas zonas en las que el colposcopio detecte posibles lesiones sospechosas.

Esperamos que esta información haya resultado interesante. Conocer qué es la citología ginecológica y su papel como herramienta de detección de determinadas patologías ginecológicas, es muy importante para concienciar a las mujeres de la importancia de la revisión ginecológica anual. La revisión ginecológica anual lleva muy poco tiempo y puede ser de gran utilidad para detectar y poner solución a tiempo a determinados problemas ginecológicos. Si tenéis consultas, no dudéis en contactar con vuestro especialista.

Dr. José Mª Fernández Moya, Director Médico en Instituto de Medicina EGR