Nutrición después de las fiestas navideñas

nutrición después de las fiestas navideñas

 

Empezaré con la pregunta que he escuchado al comenzar las consultas de estos últimos días…¿Me he pasado mucho?…

La pregunta no ha sido ¿cuanto peso he perdido? ni si me he pasado, sino, si me he pasado mucho, respuesta a la que yo no tengo contestación, porque no he estado contigo, no he tenido el poder de controlar tu ingesta, ni tus salidas, ni las copas de alcohol, o las infinitas noches bailando, ese poder solo lo has tenido tú, pero si me preguntas eso es porque estás esperando que lo que has hecho no esté tan mal o que sea en cierta manera aprobado (cuando tu mismo no lo apruebas) y quieres que la respuesta se traduzca en un dato objetivo como el peso.

Muy bien, ahora yo te pregunto, ¿Te has pasado mucho?… Estos días la respuesta ha sido… Un poco…

Bueno… ¿ Y ahora qué?, ¿Qué hacemos?, ¿Volvemos a empezar? Si, volvemos a empezar, y lo hacemos puesto que de todos es sabido que en España celebramos con la comida y la bebida, pero si vienes con esta pregunta, es que hay aún trabajo por hacer, y ese trabajo no es sobre la comida, si no en ti, en tu manera de pensar, en tus hábitos y en tu manera de vivir…

Importante:

  • Si te has pasado o crees que lo has hecho, afírmalo y reconócelo, si no lo haces estarás ocultándote a ti mismo algo y negándote la oportunidad de trabajar sobre ello. No pienses que engañas al dietista-nutricionista, te engañas a ti.
  • No te sientas culpable, esto sólo nos lleva al autocastigo y la frustración.
  • Responsabilízate y actúa. Si no te gusta, o no estás contento con cómo te has alimentado en estas fiestas o con su resultado, con cómo te sientes y con tu peso, cambia la acción para cambiar el resultado, no te preocupes, en esto te ayudamos en consulta.
  • Identifica los momentos en los que no has podido parar de comer, o te has dejado llevar, o lo que te ha hecho que tomes esa decisión en ese momento determinado y pongámonos a trabajar con ello.
  • Porque el éxito de tu cambio nutricional, lo medirás tú a largo plazo, no un peso, y se medirá por cómo te sientes con tu alimentación y con tu cuerpo en todos los aspectos.

Mientras decides hacerte cargo, para poder tener una vida festiva, (no al uso) a lo español siendo sana, te recomiendo:

  • Este mes de enero no te llenes la agenda de actividades que no son realistas.
  • Inicia tus propósitos priorizándote a ti mism@, recuerda que solo queriéndote podrás querer un poquito más a los tuyos.
  • Plantea tus objetivos a largo plazo e inicia.
  • Valora tu alimentación con un Dietista-Nutricionista especializado y cuídate.
  • Aumenta tu actividad física, hay profesionales muy buenos que te pueden orientar sobre qué ejercicio físico puede ser el mejor para ti.

A nivel nutricional, y mientras nos consultas:

  • Hidrátate mucho.
  • Aumenta el consumo de frutas, sobre todo las dulces, como el caqui, las uvas, que te quitarán esa necesidad de dulce, después de cantidades ingentes de azúcar refinado.
  • Aumenta tu cantidad de verduras, recomendándote además que las hagas al horno, o en pistos, que te van a sentar muy bien en estas fechas.
  • Consume frutos secos 3-4 veces por semana, naturales, sin sal ni azúcar ni fritos, como tentempié.
  • Regula tus horarios, recuerda que es muy importante dormir tus horas necesarias.
  • Muévete.

Más información sobre el programa de alimentación emocional

Mª Teresa Hernández García, del equipo de nutrición y actividad física del Instituto de Medicina EGR