Menopausia masculina, puede y debe tratarse

menopausia masculina

 

¿Has oído hablar de la menopausia masculina? Es mucho más común oír a hablar de la menopausia que afecta a las mujeres, pero los hombres también sufren desequilibrios hormonales. En el siguiente artículo, queremos proporcionarte toda la información que debes saber acerca de la menopausia masculina, sus síntomas y tratamiento.

Menopausia masculina, ¿qué es?

La menopausia masculina, también llamada andropausia o más técnicamente hipogonadismo tardío es, al igual que la menopausia femenina, una serie de cambios hormonales que alteran la vida física, emocional y sexual de los hombres. Suele producirse a partir de los 40 años de edad, aunque a diferencia de las mujeres, la menopausia masculina es menos evidente y no todos los hombres la detectan.

Lo que ocurre en esta etapa es que se produce una bajada de los niveles de testosterona o bien por una pérdida o por el mal funcionamiento de los receptores de testosterona, y esto hace que el cuerpo cambie.

La menopausia masculina no es total, y al contrario que ocurre en las mujeres, los hombres pueden seguir teniendo descendencia, aunque la fertilidad puede verse disminuida. En estos casos hay clínicas donde se puede realizar un espermiograma para comprobar la efectividad y número de espermatozoides. Si bien es verdad que la principal consecuencia de la menopausia masculina es la disfunción eréctil.

Aunque la menopausia masculina aparece de forma natural y depende del hombre, no siempre aparece de la misma forma ni a la misma edad. Hay algunos factores que pueden fomentar su aparición:

  • Factores hereditarios
  • Obesidad
  • Enfermedades cardiovasculares
  • La diabetes
  • Los abusos de alcohol, de tabaco o de las drogas
  • Enfermedades tiroideas
  • Estrés, tanto físico como psicológico

Hay que tener en cuenta que, aunque el porcentaje de hombres que sufre menopausia masculina es más bajo que en las mujeres, no están exentos de padecer este proceso propio del envejecimiento. Es conveniente saber que son muchos los que asocian los síntomas al envejecimiento como tal o a un cuadro de estrés, pero conviene visitar al médico para una revisión completa y saber si se trata de esta patología para poder tratarla. No hay que asumir estos síntomas como el paso de la vida, la menopausia masculina tiene que ser detectada y puede tratarse para hacer la vida del hombre más confortable en esta etapa.

Síntomas de la menopausia masculina

Como ya hemos comentado, la menopausia masculina, no aparece a una edad concreta ni de una forma específica para todos los hombres. Sí es cierto que hay unos síntomas asociados a este proceso, pero cada hombre es diferente y su estado de salud, alimentación, peso, actividad física o patologías previas influirán en la aparición de algunas señales y la ausencia de otras. Como principal síntoma se encuentra, como ya hemos dicho, la caída de niveles de testosterona, que provocará cambios, pero vamos a ver algunos otros.

-Se reduce el impulso y deseo sexual. Uno de los principales síntomas asociados a la menopausia masculina es la disminución de la apetencia sexual. En algunos casos los hombres se dan cuenta al desaparecer las erecciones matinales.

-Las erecciones duran menos o son más difíciles de conseguir. Además las eyaculaciones son menos abundantes y cuentan con un impulso menor.

Disminuye la capacidad de fecundar aunque, como ya hemos comentado, no se anula completamente como en el caso de la mujer.

Cambios de conducta. Es normal que el hombre se sienta emocionalmente diferente y esto se debe al cambio de hormonas que se está produciendo en su cuerpo. Puede aparecer nerviosismo, irritabilidad o ansiedad. También puede ver su estado anímico decaído y sentir tristeza o depresión. Es un síntoma muy claro y evidente que muchos hombres asocian a un cuadro de estrés.

Pérdida de la tonificación muscular. En la menopausia masculina los hombres que la padecen suelen estar más cansados y con menos energía por lo que se reduce su capacidad física. Esto también afecta provocando una pérdida de masa muscular.

Aumento de peso o acumulación de grasa alrededor de la cintura. Puede que en la mayoría de los casos los hombres achaquen este síntoma a un descuido en su alimentación, al alcohol (como la cerveza) o a la falta de ejercicio físico, pero nada más allá el descenso de hormonas, sumado también al síntoma anterior, provoca un aumento de peso. Si sufres este síntoma y alguno más de la lista, conviene visitar al médico y no dar por hecho que el hacerse mayor conlleva a un aumento de peso.

Problemas circulatorios y aumento del riesgo de padecer problemas del corazón.

Insomnio o fatiga

Dolores y achaques. Entre ellos es común el dolor de cabeza

-Cabellos secos y piel seca y arrugada

-Sudoración. Puede darse un aumento de la sudoración, especialmente durante la noche.

Menopausia masculina, ¿cómo tratarla?

La menopausia masculina como tal no tiene cura ya que no es una enfermedad sino una etapa natural de la vida, pero sí se puede tratar de forma paliativa para que el paciente tenga una mejor calidad de vida.

El tratamiento consiste en aportar testosterona sintética en el cuerpo, ya que todas las consecuencias se deben a los bajos niveles de esta hormona. Hay tres formas de realizar este proceso:

-Vía intramuscular. Se administra mediante inyección. Los tiempos varían pudiendo ser cada dos o tres semanas o bien mensual o trimestral.

Geles. Son fármacos y como tal necesitan de prescripción médica. Hay que tener especial cuidado en mujeres en periodo de lactancia y niños.

-Parches transdérmicos con liberación progresiva sostenida de la testosterona. Ésta aplicación es más fácil ya que la propia persona es la que se los pone sin necesidad de acudir al médico (que no quiere decir que no tengan que ser recetados por el doctor). Suelen ser aplicados cada día por la noche y tienen una efectividad de 24 horas.

-Medicamentos por vía oral.

-Implantes subcutáneos, cuyo efecto dura unos 3 o 4 meses aproximadamente, aunque éste no es el tratamiento más común.

Estos tratamientos permiten una dosificación personalizada. El seguimiento se realiza cada trimestre, pero según se avanz,a se alarga el período y las revisiones son semestrales. El doctor pedirá análisis de sangre en general y específicos hormonales para ver cómo avanza el tratamiento.

Cabe decir que cuando hay demasiada testosterona ésta puede transformarse en estrógenos (que es la hormona femenina) por lo que hay que tener cuidado en los niveles de aplicación de este tratamiento. Además puede afectar al hígado. No obstante el doctor sabrá, en cualquier caso, la dosis a aplicar tras haber realizado análisis. Éste tratamiento no debe realizarse en pacientes con cáncer de próstata.

Muy importante recordar que no conviene tomar suplementos por propia iniciativa. Hay hombres que superan los 50 años de edad y no presentan signos de menopausia masculina. Esto puede ser debido a la prevención u otros factores, pero en ningún caso es por el uso de suplementos por iniciativa propia. Asimismo, como ya hemos visto, los altos niveles de esta hormona pueden hacer que se transformen en hormonas femeninas por lo que es mejor consultar a su doctor.

Además, hay algunas cosas que los hombres pueden hacer como “tratamiento preventivo”, teniendo en cuenta que, como hemos dicho, la menopausia masculina es una etapa de la vida y puede suceder aun teniendo medidas preventivas. La prevención incluye:

  • Controlar el peso y evitar el sobrepeso.
  • Evitar el sedentarismo y realizar más actividad física.
  • Evitar al máximo el consumo de alcohol y no tomar drogas.
  • No fumar.
  • No automedicarse.

Esperamos que este artículo haya sido de tu interés, y que en caso de tener cualquier consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y preguntarnos de qué forma podemos ayudarte.